Archivos del Autor: Miguel Araujo

ENCE baja del cielo a Astralis: campeones de la BLAST Pro Series Madrid

ENCE

Hasta hoy, Astralis parecían completamente extraterrestres, que nadie podía con ellos y que su dominio era infranqueable, hasta que ENCE llegó a Madrid, acabó con sus récords y con la sonrisa de sus caras y por fin se tomó la deseada venganza por la final del Major perdida.

 

ENCE se interpone entre Astralis y la historia (Astralis 09-16 ENCE)

31, ese era el número de mapas consecutivos en el que Astralis había conseguido mantenerse imbatido en Nuke, a uno de alcanzar el legendario récord de NiP en el mismo mapa, hasta que apareció ENCE.

Nuke era hasta ahora reconocido como territorio Astralis y todos los equipos trataban de evitarlo, pero ENCE se encontraba en una encrucijada entre dejar que su rival eligiese o Vertigo o Nuke como primer mapa de esta final. Se la jugaron a este último aún conscientes de la teórica superioridad de estos, aunque visto lo visto, todo parecía estar bajo control.

Arrancó ENCE desde el lado CT, un estilo pausado y calmado en esta defensa fue totalmente clave para ponerse con una considerable ventaja desde bien temprano. Las seis primeras rondas cayeron del lado de los finlandeses y los jugadores de Astralis, excepto Peter «dupreeh» Rasmussen, parecían no tener respuesta alguna a la defensa férrea de su rival, hasta la séptima no pudieron los daneses estrenar su marcador y tampoco fueron capaces de prolongar esta alegría. Jani «Aerial» Jussila controlaba a la perfección la parte exterior del mapa con la AUG y al descanso la ventaja parecía ser definitiva para su equipo, ya que Astralis tan solo había sido capaz de anotar cuatro rondas.

A estas alturas el público madrileño ya se había volcado de lleno con los finlandeses y coreaba su particular sintonía de EZ4ENCE, pero Astralis aún tenía algo más que decir. El dúo formado por Andreas «Xyp9x» Højsleth y Nicolai «dev1ce» Reedtz se resistía a caer y le daba la ronda de pistolas a su club, que también conseguía hacerse con las dos posteriores.

Entró entonces de nuevo en juego el estilo frío de ENCE, que sin inmutarse entraban en A sin apenas utilidad limpiando todo a su paso y sorprendiendo a los daneses y posteriormente Jere «sergej» Salo, el niño de hielo, con una doble baja sumaba la ronda número trece. Las dos siguientes rondas se sumaban con facilidad, y ahí estaba ENCE justo donde querían estar pero quizás no se imaginaban, con ocho puntos de mapa por delante.

A pesar de ello, no necesitarían tantas oportunidades ya que no iban a permitir a Astralis ni que sumaran la décima ronda. 16-09, los jugadores de ENCE se levantarían de su silla sin apenas inmutarse, pero habían evitado que Astralis hiciese historia.

 

La sorpresa se confirma, Astralis impotente (Astralis 13-16 ENCE)

Tras dejar escapar su preciado mapa, Astralis acudía a Train con sed de venganza y conseguían ponerse en cabeza con facilidad en los instantes iniciales del encuentro. Las cinco rondas iniciales caían de su lado y todo hacía parecer que Astralis estaba de vuelta.

Sin embargo, ENCE volvió a sus andares, supo recomponerse, y darle a Astralis donde más les duele, consiguiendo romper por completo su economía gracias a un inconmensurable Aerial, que se erigía como candidato a MVP del torneo.

A partir de aquel momento, Astralis comenzó a ir por completo a remolque y se comenzó a producir un intercambio de rondas entre los dos equipos que no beneficiaba para nada a los daneses. Estos mantenían viva la llama con la consecución de la ronda de pistolas tras el descanso, pero la perfecta defensa de ENCE en el punto de A les devolvía el “momentum” y hacía que Astralis volviese a estar a remolque una vez más.

De hasta cuatro rondas de campeonato dispuso ENCE, y sin margen de error alguno, Astralis se lanzó a la desesperada total en busca de la igualada. Aún así, la ventaja se convirtió en insalvable, ENCE conseguía anotar la ronda dieciséis y los finlandeses esbozaban una media sonrisa, habían conseguido vencer al mejor equipo del mundo y se coronaban como campeones de la BLAST Pro Series Madrid, era tiempo de celebrar.