Giants no gana, pero ilusiona en BLAST Pro Series Madrid

El primer día de BLAST Pro Series Madrid ha llegado a su fin y nos deja a Astralis como el único equipo invicto y a Vodafone Giants sin poder estrenar su marcador de victorias, pero dejando buenísimas sensaciones al haber llevado a Cloud9 al extremo y haber competido a Astralis en su mapa fetiche, Nuke.

 

Ronda 1:

Vodafone Giants 14-16 Cloud9 (Dust2)

Giants sigue dando razones para soñar. Los portugueses caen derrotados por la mínima ante Cloud9, pero ilusiona a sus seguidores.

Timothy «autimatic» Ta ha sido el principal responsable de cortar las alas de un Vodafone Giants que se veía compitiendo de tú a tú a uno de los equipos más potentes del planeta.

Los americanos conseguían hacerse con la ventaja en los instantes previos del partido, pero enseguida se encargaban los portugueses de igualar la contienda, hasta el punto de llegar al descanso con ventaja en el marcador (8-7) y que mantendrían hasta que una triple baja del citado autimatic devolvía a Cloud9 a la delantera y que sabría utilizar para cerrar posteriormente el encuentro por 16-04.

 

ENCE 16-04 Na’Vi (Mirage)

Simplemente superados por Aleksi «allu» Jalli y compañía. El jugador finlandés ha destrozado a los ucranianos con un total de 29 bajas en 20 rondas y junto a Jani «Aerial» Jussila se encargó de encarrilar el encuentro desde un primer momento, dejando tan solo cuatro rondas para los de Na’Vi y a Aleksandr «s1mple» Kostyliev en 14 bajas. Tendrán que mejorar los ucranianos en los próximos encuentros si quieren alcanzar la final.

 

Astralis 16-08 NiP (Dust2)

No se andan con rodeos en Astralis. Vienen a Madrid a hacerse con el título y piensan arrasar con todo a su paso.  Peter «dupreeh» Rasmussen y Andreas «Xyp9x» Højsleth fueron los jugadores más destacados de un equipo que parece jugar de memoria y tan solo a través de jugadas individuales de  Fredrik «REZ» Sterner o Patrik «f0rest» Lindberg pudo NiP ser capaz de sumar rondas.

Aun así, Nicolai «dev1ce» Reedtz declara que NiP está mejorando mucho su juego y que darán guerra en las próximas rondas.

Ronda 2:

Vodafone Giants 07-16 Astralis (Nuke)

Giants 4-0 Astralis. Quedémonos con esa imagen que por sí misma puede calificarse de histórica de cierta manera. Giants se mostraban confiados a pesar de haber dejado que Astralis jugase su mapa predilecto, Nuke, en el que acumulan más de treinta enfrentamientos consecutivos saliendo victoriosos. Y todo salió bien en el comienzo, conseguía anotar las cuatro primeras rondas Giants y de pronto se produjo un murmullo de fondo en el Madrid Arena.

A pesar de ello, Astralis sigue siendo Astralis, y con una calma que ya no sorprende, los daneses comenzaron a anotar rondas hasta llegar al descanso por encima en el marcador y cerrar el encuentro en la segunda mitad de una forma sencilla liderados una vez más por Dupreeh, que se encuentra a un nivel de lo más alto.

 

Cloud9 07-16 Na’Vi (Mirage)

No podían permitirse una segunda derrota tras caer estrepitosamente ante ENCE, y no lo hicieron. Cuando Na’Vi es capaz de activar su modo arrollador es cuando defienden su condición de aspirante y si miramos a la tabla de puntuaciones veremos que la actuación coral del equipo ha sido la clave para la victoria.

S1mple y Egor «flamie» Vasilyev’ con 22 bajas y  Denis «electronic» Sharipov con 23 han servido de líderes para el combinado ucraniano, mientras que Cloud9 no ha sabido reponerse de una mala primera mitad, aún “resacosos” del apretado partido ante Giants.

 

NiP 16-05 ENCE (Nuke)

Vuelta a la tortilla. NiP, que venía de perder contundentemente ante Astralis, y ENCE, que vencía abultadamente a Na’Vi, han hecho justo lo contrario en este encuentro para colocarse ambos con un 1-1 en el total del evento.

El sueco  Dennis «dennis» Edman se ha encargado de despejar todas las dudas sobre su nivel con una actuación magistral que le ha dado la victoria a su equipo, con una baja cuádruple con AWP incluida que le serviría para elevar su marcador de bajas hasta las 27 finales. 16-05 empujón de moral para unos NiP a los que una segunda derrota les podría haber sentenciado y vuelta a la tierra para ENCE.