Astralis: La eterna demostración de superioridad

El mejor equipo del mundo, Astralis, desembarca en Madrid para disputar nuevamente una parada de BLAST Pro Series. En el Madrid Arena los daneses cumplirán su tercera aparición del año en un circuito en el que ya han cosechado un triunfo, en la edición brasileña de São Paulo, mientras que en la de Miami acabaron en quinta posición en lo que ha sido su peor actuación histórica dentro de esta serie de competiciones.

 

HISTORIA

Para hablar de la historia de Astralis es irremediablemente necesario remontarse hasta los primeros años del siglo XXI, cuando competían bajo bandera finlandesa y contaron con iconos históricos como el de Joona “natu” Leppänen. En torno al año 2009 el club cesó sus actividades y no volvimos a saber nada de este nombre hasta 2016.

En enero de dicho año, los integrantes del antiguo equipo de Team SoloMid, y que por aquel momento jugaban bajo el título de QuestionMark, se hicieron con los derechos de la marca Astralis y fundaron la que fue una de las primeras organizaciones propiedad de los propios jugadores. En el primer quinteto figuraban Nicolai “device” Reedtz, Peter “dupreeh” Rasmussen, Andreas “Xyp9x” Højsleth, Finn “karrigan” Andersen y René “cajunb” Borg.

Los comienzos no fueron sencillos. Un quinteto que arrastraba la fama de que su rendimiento perdía enteros en las fases decisivas de las competiciones no supo lo que era saborear las mieles del triunfo hasta doce meses después, al imponerse a OpTic Gaming en las finales de la segunda temporada de ECS, consumando la revancha tras caer ante los norteamericanos una semana antes en la final de ELEAGUE.

Un triunfo que hizo de precursor para lo que estaba por llegar, su primer Major. En enero de 2017 acabaron finalmente con su maldición, y tras derrotar a Virtus.pro en la final, levantaron el cetro del ELEAGUE Major de Atlanta. Un idilio que se prolongó poco después con la conquista de las finales mundiales del circuito IEM en Katowice. El resto de la temporada pareció indicar que lo ocurrido en la capital del estado de Georgia era un espejismo y apenas un par de segundos puestos destacaron entre sus logros.

El culmen de su mala trayectoria llegó nuevamente con el primer Major del año, en esta ocasión en 2018, donde cayeron a las primeras de cambio y la paciencia de algunos de sus jugadores se terminó. Markus “Kjaerbye” Kjærbye, que se había incorporado supliendo cajunb en verano de 2016, decidía abandonar la disciplina danesa y en su lugar incorporaron a un casi denostado Emil “Magisk” Reif. Esto supuso el punto de inflexión que marca el inicio de “La era de Astralis”.

En Dreamhack Masters Marsella levantaron el primero de los nueve títulos que lograrían en ese año tras la modificación en la alineación titular. Llegó su segundo Major, el de FACEIT en Londres y se convirtieron en el único equipo en la historia, hasta el momento, en alzarse con el Intel Grand Slam y su consiguiente millón de dólares de premio.

 

ESTADO DE FORMA

Apelar a que la quinta posición de Astralis en la BLAST Pro Series de Miami les hace disminuir sus opciones de triunfo en Madrid sería una completa osadía. En un año en el que ya se han embolsado la IEM Katowice, el primer Major de la temporada, la BLAST Pro Series de Saõ Paulo y han encabezado su grupo de la ESL Pro League, la dominancia danesa sigue más que viva.

Es precisamente ese traspiés en la ciudad del estado de Florida el que les hace mucho más peligrosos por sus ansias de volver a reinar y dejar dicho resultado en una mera anécdota.

El repertorio de mapas que podemos esperar por parte de los daneses deja algunas dudas que pasan por Vertigo. Hasta el momento, Cache era su veto instantáneo y aún no se han estrenado en el nuevo mapa, por lo que se desconoce si heredará el estatus o si decidirán incluirlo entre sus opciones. Los que sí se conocen como sus fuertes son Nuke e Inferno. En este último rompieron recientemente su racha triunfal de 19 triunfos consecutivos, mientras que el primero sigue siendo su feudo inexpugnable: 36 victorias seguidas.

 

ALINEACIÓN

Nicolai “device” Reedtz: El segundo mejor jugador del mundo en el año 2018 es también uno de los de mayor producción estadística de Astralis. Polivalente, capaz de utilizar rifles de asalto y de francotirador al nivel de los mejores según las necesidades de su equipo.

Peter “dupreeh” Rasmussen: Un seguro de vida. Posiblemente el jugador más regular del equipo y con capacidad de asumir diferentes roles dentro del servidor, siendo habitualmente el encargado de abrir los puntos de bomba. En el pasado también ha sido el francotirador del equipo.

Andreas “Xyp9x” Højsleth: Conocido principalmente por su tremenda habilidad para resolver situaciones de uno contra uno o incluso en inferioridad numérica. Durante el transcurso de la ronda ofrece a sus compañeros cualquier recurso que esté en su mano en pos del triunfo y cuando se le requiere, simplemente brilla.

Lukas “gla1ve” Rossander: El líder estratégico del quinteto danés ha sido uno de los principales artífices de su estatus actual. Lee todo lo que ocurre en el servidor como pocos, maneja a la perfección todo lo que sus jugadores pueden ofrecer y además, tiene una producción de bajas más que positiva para un jugador de su cargo.

Emil “Magisk” Reif: El último en llegar a Astralis es también uno de los motivos por los que ya llevan dos Majors consecutivos en sus estantes. Aporta una cantidad de bajas insana y ha encajado perfectamente en el sistema táctico del equipo.