La vuelta al panorama internacional de fox y mixwell pasa por Madrid

Este próximo viernes se disputará en el Madrid Arena la final del Play-In de la parada española del circuito BLAST Pro Series, donde Movistar Riders y Vodafone Giants se enfrentarán por convertirse en el representante de la Superliga Orange en la mencionada competición internacional. Un encuentro que ya de por sí está severamente cargado de alicientes y por el que, si preguntamos a cualquier aficionado, rápidamente nos dirá dos nombres: Óscar “mixwell” Cañellas y Ricardo “fox” Pacheco.

Son los dos iconos de sus respectivos clubes y, en unos días, serán los principales protagonistas del maratoniano drama en el que se va a convertir su eliminatoria por volver a un escenario de primera línea internacional. Porque sí, ambos ya conocen las mieles de la élite del Counter-Strike: Global Offensive y ahora quieren llevar a sus compañeros a descubrirlas también.

Después de ganar todo lo ganable en sus respectivas escenas locales, tanto el español como el luso decidieron dar el salto y marcharse a prados más verdes para continuar con la escalada en su carrera profesional. Primero fue el portugués, aunque dejaremos de lado su anecdótico paso de una semana de duración por x6tence, allá por el año 2004, el que se echó la manta a la cabeza para ingresar en un equipo internacional, Team Kinguin, en los primeros meses del año 2015.

La estabilidad no fue, sin embargo, la seña de identidad del combinado europeo en el que compartió filas con nombres como Adil “ScreaM” Benrlitom, Håvard “rain” Nygaard o Philip “aizy” Aistrup mientras veía pasar cambios en la alineación titular o incluso de club. De Kinguin, pasaron a formar parte de G2 Esports y en última instancia, FaZe Clan. Todo eso en poco más de un año, donde su mejor resultado fue alcanzar las semifinales de Dreamhack Open Cluj-Napoca, el último Major del año 2015. Era el segundo torneo de esta naturaleza que disputaba y por momentos, pareció acariciar el título.

Precisamente, en una de esa clase de competiciones, el Major de ESL One Colonia de 2016, coincidió con el otro protagonista de esta historia, mixwell, que la disputaba por primera vez tras unirse a OpTic Gaming pocos meses antes con una situación un tanto distinta a la del luso.

El jugador español tuvo que realizar un cambio radical en su vida. Ni corto ni perezoso, hizo las maletas y se marchó a hacer las Américas. Ni un mes tardó en cumplir el primer objetivo con su nuevo equipo, clasificarse para la fase previa del mencionado Major germano y poco después, certificó el acceso a la etapa principal.

Tanto el nivel individual del catalán como el del equipo sufrieron una gran evolución en los meses siguientes que tuvo como colofón la consecución del título de la segunda temporada de ELEAGUE, derrotando en la final a Astralis en diciembre de 2016. Tarik “tarik” Celik o Keith “NAF” Marković sobresalían en ese quinteto que, durante bastante tiempo, tuvo el honor de ser el más exitoso de la historia del CS:GO norteamericano.

En este momento, fox ya no pertenecía a la disciplina de FaZe Clan y su futuro se encontraba en el aire, pero antes tenía otra cita pendiente con los Major. En el primero del año 2017 fue parte del equipo que SK Gaming presentó y con el que alcanzó las semifinales. A continuación, llegaron etapas complicadas en Dignitas, Team Kinguin con un equipo principalmente polaco y por último Tempo Storm, cuya inestabilidad fue la gota que colmó el vaso de su paciencia con los proyectos internacionales. La caprichosa casualidad hace que en el último equipo mencionado compartió filas con Aitor “SOKER” Fernández, al que se enfrentará en la lona del Madrid Arena por volver a sentir lo que ocurre luchando codo con codo contra los mejores jugadores del mundo.

Tampoco fue un buen año 2017 para mixwell, que veía desmembrarse poco a poco el proyecto de OpTic Gaming. Las salidas de los jugadores se sucedían y los recambios de garantías no terminaban de llegar. A la desesperada intentó ensamblar un quinteto europeo que no consiguió reeditar el éxito de la versión anterior y, eventualmente, acabó por abandonar la disciplina estadounidense.

Tras probar suerte de manera infructuosa posteriormente en el equipo galo de G2 Esports y completar una semana de ensueño con North, con los que se proclamó campeón de Dreamhack Open Valencia, en agosto de 2018 se anunció oficialmente la vuelta de mixwell a la escena nacional con una plantilla de ensueño representando a Movistar Riders.

Menos de un mes después, fox firmaba por Vodafone Giants para hacer lo propio, pero con un equipo íntegramente luso.

El súper equipo español y el súper equipo portugués. Dos caminos paralelos que convergen en un mismo sitio, Madrid Arena el próximo viernes, diez de mayo. Dos jugadores de talla mundial que buscan liderar el asalto de sus escenas al panorama internacional. BLAST Pro Series aguarda.