Los gigantes sacan billete para Madrid

La final del Play-In de BLAST Pro Series Madrid no ha decepcionado a nadie. Vodafone Giants y Team Queso han ofrecido un maravilloso espectáculo que por momentos ha hecho justificar que haya más cardiólogos en el mundo por la tremenda igualdad mostrada por ambos quintetos.

Como ya ocurriera en la semifinal disputada la pasada semana, Team Queso optó por comenzar la eliminatoria en Vertigo, su mapa de confort más reciente. Una comodidad que se plasmó en el servidor desde bien temprano al anotar la ronda de pistolas con amplia solvencia. No iba a ser todo fácil desde luego, Vodafone Giants se antepuso a ello y con una compra forzada consiguió darle la vuelta la marcador, aunque la alegría duró bastante poco.

Con una primera ronda con armas bastante bien planteada y una posterior situación de uno contra uno solventada por Omar “arki” Chakkor, su equipo volvía a tomar una delantera que prácticamente ya no soltó durante toda la mitad ofensiva.

Los conceptos defensivos del quinteto luso no bastaban para imponerse y no fue una, sino dos, las ocasiones en las que Pere “sausoL” Solsona detenía los movimientos agresivos de sus rivales. Una impecable lectura posicional que se unía a una inspiración estelar de Carlos Enrique “scarx” Sánchez para ampliar la ventaja hasta los tres puntos. Una diferencia, que aunque consiguió equilibrar Vodafone Giants de la mano de un buen Luis “ZELIN” Lousada, volvió a establecerse en el tanteador con un excelso tramo final de Team Queso que sirvió para cambiar de bando con un 6-9 a su favor.

La segunda mitad tuvo un guión similar al del inicio. Ronda de pistolas para los atacantes, en este caso los gigantes y a continuación, forzada para los defensores que valió para estirar la ventaja de Team Queso hasta la máxima del mapa, 7-12.

A partir de ese momento, el plan pareció claro para los lusos, que establecieron una fuerte prioridad ofensiva sobre la bomba de A y comenzaron a recortar diferencias encadenando la suma de cuatro puntos. Cuando parecía inevitable un nuevo empate, scarx nuevamente se erigió en salvador para su equipo y con una triple baja con pistola seguida de una doble, ya con armas, logró volver a despegarse en el marcador hasta el 11-14.

Sin embargo, los portugueses no iban a ceder aún el primer mapa y lo demostraron levantando una situación de dos contra cuatro de una manera impecable. Gracias a ella, pudieron volver a castigar la economía de Team Queso e igualar nuevamente la contienda. Y apareció Peter “shhhack” Belej.

Cuando su equipo más lo necesitaba, despertó el eslovaco y sacó a pasear su rifle de francotirador. En primera instancia, con un posicionamiento agresivo que pilló desprevenidos a sus rivales y a continuación, desde una ubicación más conservadora obteniendo unas bajas cruciales para adelantarse en la eliminatoria, su mapa estaba asegurado, era turno de Inferno.

A sabiendas de que era la hora de dar un paso al frente, los portugueses de Vodafone Giants impusieron su juego en los primeros tanteos del parcial. Suya fue la ronda de pistolas y las dos venideras y aunque sus rivales se llevaron el primer enfrentamiento con armas, volvieron a anotar de la mano de Christopher “MUTiRiS” Fernandes, que se impuso a dos rivales para fijar el 1-4 en el marcador.

A partir de ese momento, Team Queso le cogió la medida al ataque luso enlazando hasta seis puntos de manera consecutiva. Fue su momento de máximo esplendor individual, cada jugador tenía su posibilidad de brillar y lo aprovecharon. Se nubló tanto el futuro de Vodafone Giants en la eliminatoria que a esta altura ya habían gastado dos tiempos muertos, pero mereció la pena.

Ricardo “fox” Pacheco se echó el equipo a las espaldas y lograron llegar al cambio de bando con una desventaja mínima, 8-7.

Una distancia, eso sí, que rápidamente aumentó gracias a una barbaridad protagonizada por la leyenda, por arki. En la ronda de pistolas y quedando como único superviviente ante tres enemigos, consiguió embolsarse el punto incluso quedándose sin balas para la última baja, que la logró con el cuchillo.

La manija del partido pareció volver a ser propiedad de Team Quesom que pudo ampliar la diferencia aún más hasta el 12-8 en el que llegó el punto de inflexión. Los lusos despertaron completamente del letargo, ya como un bloque y con cuatro rondas consecutivas equilibraron el electrónico con una defensa de la bomba de B que se convirtió en el pilar fundamental de la remontada.

Como si de un péndulo se tratara, el control del mapa pasó de nuevo a ser luso y sólo una nueva heroicidad en forma de cuádruple baja de sausoL hizo demorar más la igualada en la eliminatoria, la cual llegó tras el golpe de gracia que supuso la formación defensiva de doble francotirador propuesta por Vodafone Giants y en la que Ricardo “rmn” Oliveira estuvo más que acertado, 14-16 y todo dispuesto para que Dust2 se convirtiera en juez de la final.

No podía acabar de mejor manera para ambos conjuntos esta final del Play-In de BLAST Pro Series Madrid que en uno de sus mejores mapas y con un espectáculo digno de la magnitud de lo que había en juego.

Tal y como terminó el segundo, comenzó el tercero: con Vodafone Giants mandando. La ronda de pistolas dio paso a dos más y a dejar clara una consigna, fox iba a intentar llevar el rifle de francotirador siempre y cuando la economía se lo permitiera a diferencia de los parciales anteriores.

Otro que también dejaba cristalina su postura era Michal “EMENK” Belej, cuyo control de la zona de larga, también con el AWP, fue el principal valor en el que se apoyaba Team Queso para sumar puntos del bando antiterrorista.

La tensión e igualdad era tal que las mayores diferencias vividas en esta mitad inicial del mapa decisivo ascendían a dos rondas únicamente, eso sí, siempre con los gigantes a la cabeza. La alternancia de ritmos y de focos en la ofensiva surtía efecto constantemente y en ningún momento permitieron que sus rivales se sintieran cómodos. A pesar de ello, el tanteador momentáneo sólo reflejaba un 7-8 favorable a los portugueses.

Como nota discordante al resto de la final, en el cambio de bando se vivió la primera ronda de pistolas que caía del lado de los defensores, en este caso el quinteto luso que estiró la ventaja de manera ya casi definitiva.

Oliendo ya el Madrid Arena, los jugadores de Vodafone Giants cimentaron un muro que se convirtió en inexpugnable por parte de Team Queso. Todos aportaban, todos luchaban y no había nada que sus rivales pudieran hacer. Ya con el partido en la zona caliente, las estrellas salieron nuevamente a la palestra. El citado fox comenzó a obtener una ingente cantidad de bajas en los primeros segundos que convertían en puntos para su casillero y ya para rematar la faena, un cuádruple asesinato con el que cerrar la eliminatoria.

Así pues, Movistar Riders ya conoce a su pareja de baile para luchar por la plaza en el torneo principal de BLAST Pro Series Madrid. El 10 de mayo, la capital madrileña vibrará por un enfrentamiento ibérico que promete no dejar a nadie indiferente.