Team Queso y Vodafone Giants se citan en la final

Las semifinales del Play-In de BLAST Pro Series Madrid se disputaron en la noche del jueves con mismo resultado en ambas, pero diferente desarrollo. Team Queso y Vodafone Giants impusieron su juego y lograron el ansiado pase. El Madrid Arena se encuentra ya a solo un mejor de tres de diferencia.

 

A los dragones les puede el vértigo (Dragons E.C. 0-2 Team Queso)

El Play-In para la BLAST Pro Series de Madrid se abrió con la primera aparición de Vertigo en una competición profesional española. La elección de Team Queso pronto mostró los motivos por los que se produjo, aunque para los libros quedará que la primera ronda disputada, la de pistolas, se la llevaron los dragones.

Durante la mitad en la que lucharon desde el bando ofensivo, los jugadores de Team Queso ya demostraron tener bastante más trabajado que su rival este mapa de reciente incorporación. Cada error de Dragons E.C. era castigado sobremanera y aunque estos últimos consiguieron dar muestras de recuperación en diversas ocasiones, no consiguieron más que acabar la mitad inicial con cinco rondas en su haber.

Destacado fue el papel de Carlos Enrique “scarx” Sánchez, que lideró a los suyos en el apartado estadístico y en la consecución de varios puntos de importancia vital.

Con el cambio de roles, los dragones parecieron reaccionar. Muestra de ello fue la obtención de una nueva ronda de pistolas para completar el pleno en este primer parcial de la semifinal y las consiguientes de superioridad económica. Su despertar, impulsado en parte por un inspiradísimo Juan Carlos “meisoN” Chacón, se prodigó incluso hasta dejar la diferencia en tan solo un 10-11, poniendo la remontada al alcance de sus manos. Pero cuando más cerca parecía, despertaron los jugadores de Team Queso.

Como si de un sistema de acción mecánica se tratara, dieron con la clave para contrarrestar las ofensivas de Dragons y a partir de ese momento el partido se convirtió en un monólogo. Cinco rondas consecutivas en las que no cedieron más de dos bajas en cada una de ellas de promedio para certificar el 1-0 en la eliminatoria.

En la llegada a Inferno, la elección de los dragones volvimos a vivir un inicio similar al de la anterior, pistolas para un equipo, forzada para el contrario, saliendo ventajosos de esta los huéspedes del mapa.

El buen arranque se extendió hasta poner el 6-1 en el electrónico, apoyándose en el logro de salir airosos de dos situaciones de uno contra uno que bien podrían haber cambiado la historia por completo.

Sin embargo, y como ya sabemos, la economía del bando defensivo es muy sensible y un intercambio de golpes nunca sale bien. Por ello, tras una pequeña recuperación de Team Queso traducida en parcial de 1-2, consiguieron romper las arcas de los dragones y comenzar la escalada en la que Pere “sausoL” Solsona jugó un papel fundamental. Con una buena variación de objetivos ofensivos, los puntos se sucedieron hasta acabar el primer bando con máxima igualdad, 8-7 para Dragons.

A partir de este momento, el equilibrio en el partido se convirtió en una tendencia. Ningún quinteto conseguía apartarse con más de dos puntos de su rival y la contienda se vio abocada a tener que dirimirse en un periodo extra no sin antes malgastar un punto de mapa el equipo de los dragones.

En el alargue, y con mucho en juego, llegó la hora de brillar para Francesc “donQ” Savall, que protagonizó una prórroga espectacular llevando su contador de bajas hasta las 41, 17 de ellas en este tramo, aunque a posteriori de poco sirvió.

La historia se repitió y Dragons volvió a contar con opciones de cerrar el parcial, dos en esta ocasión, que también salvó Team Queso para forzar la segunda tanda de rondas extra.

Aquí los dragones ya parecieron agotados y tras llevar la iniciativa del encuentro durante todo su transcurso, cedieron al ímpetu rival, que puso el 20-22 final. Este marcador significó la victoria en la semifinal por 0-2 y una cita para el próximo miércoles.

 

Demasiado gigantes para Cream (Vodafone Giants 2-0 Cream Esports)

La segunda semifinal, tristemente, para el espectador no tuvo color. Vodafone Giants arrasó sin piedad alguna a unos Cream Esports que en ningún momento tuvieron la opción de luchar el partido.

El duelo se estrenó en Mirage por elección de estos últimos y ya, desde los primeros compases, se vio a un quinteto luso mucho más metido en el partido, durísimo en defensa y reteniendo cualquier conato de reacción por parte de sus rivales. Durante el tramo medio de este periodo tan solo hubo momento de igualdad, cuando Javier “Vasili” Huélamo se echó a su equipo a las espaldas para acercarlos en el marcador hasta el 8-4, momento en el que se acabaron las contemplaciones y los gigantes estiraron la distancia hasta el 11-4.

Con el pie levantado del acelerador, la segunda mitad se convirtió en un trámite para los portugueses que dejándose llevar en el intercambio de golpes acabaron fijando el 16-8 que les puso por delante en la semifinal. Mención destacada para el veterano Ricardo “fox” Pacheco y sus 28 bajas, más de una por ronda de promedio.

Ya trasladados hasta Dust2, el mapa elegido por Vodafone Giants, la superioridad se hizo incluso más manifiesta aún. El recital luso, ahora con João “KILLDREAM” Ferreira como punta de lanza, no dio opción alguna a un Cream Esports completamente superado por las circunstancias y por el rival que se tuvo que conformar con un botín de tan solo tres rondas.

En la conclusión, 16-3 favorable para los gigantes que sirvió para cerrar la eliminatoria sin sobresaltos y confirmar su presencia en la final frente a Team Queso.